A solas

Estándar

Ella sigue acompañada por su soledad…

Los días siguen pasando, nada cambia, y en el fondo sabe que nada cambiará, él seguirá lejos, quizá queriéndola, más no de la forma en que ella espera… Quizá no sea así, aunque le duela.

Quiere descubrirlo, grabar su mirada dentro de sus pupilas para poder verlo hasta al parpadear. Él se pierde en la mirada de alguien más, sus pensamientos evocan otros labios, otro cuerpo, desea dejarse llevar por lo que siente en los momentos en que pueda hacerlo, antes de desaprovechar la preciada ocasión. Tal vez esa mujer objeto de sus deseos no esté consciente de la realidad de sus sentimientos, quizás no posee ni la más mínima sospecha de todo lo que él guarda dentro de sí para ella, esperando algún día demostrárselo sin límites. Aguarda. Tal vez el viento le regale la oportunidad que tanto espera…

Ella llora en silencio…

A pesar de ser escaso el tiempo por el que han compartido, siente una extraña conexión con él, y al comprobar con cada gesto que nada será posible, se limita a callar lo que siente, no da señales, sonríe, y sigue siendo la misma en apariencia. Adentro, es otra situación la que se vive.

Comparte lo que siente con su soledad sabiendo que en ella hallará el refugio que tanto anhela. Las lágrimas siguen cayendo sobre sus mejillas al encontrarse con la verdad de sus sentimientos, y tal vez ésa sea su mejor faceta, en donde se atreve a ser ella sin miedo a nada, como le ocurre al estar sola. Como siempre.

Quisiera ser un poco más fría, extraviar las ganas y el deseo de estar con él, hurgar en otras dimensiones de su ser y encontrar un botón que le permita borrar todo aquello que siente, desconectar su corazón para el amor. No quiere enamorarse, al menos no de él, ja! Como si eso fuera posible. Seguirá poniendo barreras que la alejen de ese final, se opondrá a confesárselo, y así quizá logre desdibujar lo que comienza a sentir.

Espera…

Los días mueren, el sol se oculta y la luna se viste con sus mejores galas para aquellos que a solas disfrutan al estar con quien aman. Seres que se desviven con el calor de cada beso, miradas que se buscan, cuerpos que se desean, palabras que esperan ser pronunciadas… La más dulce felicidad les espera cada noche al encontrarse, al olvidarse del mundo, al desnudar no sólo sus cuerpos sino sus almas. El silencio se hace cómplice en medio de ese mágico idilio, las horas pasan, para el resto, no para ellos. Desde lejos ella recrea sus deseos en miles de fantasías, que a la final son sólo eso, anhelos inexistentes, escenas que sólo habitan en los más inhóspitos lugares de su imaginación… Ahí tal vez es un poco más feliz, hasta que decide despertar…

Le escribe miles de líneas sobre renglones imaginarios, y sus palabras nunca llegaran a él, nunca tocarán las fibras de su corazón, nada cambiará, pero ella no hará nada, callará y sonreirá de nuevo, aunque dentro su alma se esté cayendo a pedazos. Quizá sea una cobarde al no decirle nada, o una valiente al callarlo a pesar de sufrir, no lo sabe, pero no permitirá que la historia se repita de nuevo, no será la que se enamore sola otra vez, así tenga que volverse de piedra, porque así sería un poco más inmune al dolor…

Lo recuerda y se lamenta.

Llora y se arrepiente.

Se delata y se esconde.

Le duele, pero seguirá así, sonriendo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s