Sin daños a terceros

Estándar

Debí hacerle caso a las miles de advertencias y señales que se volcaban a mí alrededor…

No quise ser un obstáculo, alguien que interfiriera en el hecho de ver cristalizado todo aquello que se anhelaba vivir a millas de este lugar. Por eso dudé antes de tomar la decisión final, antes de dar el último paso, y sin embargo lo hice, creyendo que poseía el suficiente nivel de madurez para vivir experiencias de índole similar.

Han transcurrido varios días y noches que me han obligado a pensar en lo que ya es pasado, y sí, hubo cosas buenas en toda aquella situación lejana.

Jamás será mi intención juzgar a nadie, entiendo el sentimiento, el escenario, la necesidad y lo incontrolable de las hormonas, sin embargo, y quizá muy a mi pesar, no logro justificar algunas acciones.

Sí, me sentí sola, mucho más que estando sólo en mi propia compañía, no fue lo que esperaba, y me resulta triste comprobar como todo lo construido en meses se extinguió en tan pocas horas. La imagen detrás de las líneas ya no existe, fue mucho más frágil y efímera de lo que pensaba. Tal vez se trataba de una ilusión y nada más.

He aprendido a sacar algunas cuentas. Trato de multiplicar lo bueno, obviar lo malo y seguir adelante, procurando no mirar atrás, para poder así desechar cualquier sentimiento negativo que pretenda alojarse dentro. Lo intento y sé que puedo hacerlo.

No sé si hubiera actuado de la misma forma, porque nunca estuve en sus zapatos, pero casi podría asegurar por el poco tiempo que tengo de conocerme, que habría hecho cada minuto distinto.

Ya lo hecho no importa. Espero que sigan disfrutando de ese sentimiento, llámese amor, o lleve alguna otra denominación, sólo recuerden que el mundo gira mucho más allá de los ojos de dos personas que guardan un sentimiento entre sí. Vivan con intensidad cada momento sin olvidar al resto.

Por último, y aunque no sirva de nada, sólo me queda disculparme por aquellos errores que también cometí, no me lavo las manos, asumo mi culpa, y aprendo de lo vivido.

Lamento que esto no se lea de una forma distinta, pero es así como me siento, es lo que tenía pendiente por decir. No hay nada más por esta vez, sólo un puñado de líneas que quizás lleguen a lastimar, aunque ésa no sea su intención.

A la final es sólo cuestión de reflexión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s