Crónicas del Subterráneo

Estándar

metro-de-ccs.gif 

A diario soy testigo de lo decadente que se ha vuelto nuestra sociedad. Me resulta sumamente triste darme cuenta de cómo a la gente le importa muy poco lo que le pase al resto, así se trate de alguien que está frente a sus propias narices.

El ejemplo más claro, es el llamado “Vagón de la dignidad” habilitado en cada uno de los trenes, del que constituye el principal medio de transporte para gran parte de los ciudadanos de esta urbe. No creo que se hubiera pensado en un nombre más alejado de la realidad para ese espacio, porque así se encuentre tapizado de azul y de anuncios por doquier que nos recuerdan que está destinado para personas de la tercera edad, mujeres embarazadas y personas con capacidad de movimiento reducida, dentro, lo que menos se observa es precisamente la “Dignidad”.

Es muy fácil llevar lentes oscuros, gorra, hacerse el dormido o estar inmenso aparentemente el la lectura del periódico del día, mientras que otros que requieren más el puesto, esperan a que aflore el más mínimo grado de sentido común por parte de aquellos que viajan cómodamente sentados. En la mayoría de los casos eso no sucede, el confort propio siempre parece estar por encima del bienestar de otros,  esa dignidad de la que tanto se quiere alardear con dicho vagón, es algo que escacea en estos días.

Por otra parte, sería grato que el asunto se resumiera en que un extracto de la población sea incapaz de ceder su puesto, pero al parecer eso sería pedir demasiado. Para completar, aparte del sentido común y la dignidad, también se hace insuficiente en nuestras calles el respeto hacia los demás, los valores y la buena educación. ¿Es justo acaso que siendo seres pensantes nos comportemos como animales?, y hablando con propiedad, me refiero a aquellos que se llevan por delante y hasta llegan a los golpes con alguien que puede ser hasta 50 años mayor, la gente se aprovecha de la desigualdad de circunstancias, sin qué más nada parezca importante sino salir ileso.

Todas estas líneas están dirigidas a ese grupo de personas que le hacen honor a lo más bajo del ser humano con su proceder, a aquellos que necesitan de un color y de miles de señalizaciones, normas y advertencias que hagan un llamado al uso de su conciencia y razón. También para aquellos que se sienten asqueados con el simple roce de un niño que se acerca solicitando algún tipo de colaboración (ojalá en ningún momento estén del otro lado de la moneda), y también para esa multitud de seres que a veces me hacen sentir avergonzada de pertenecer a la raza humana.

Mientras sigamos conviviviendo con gente así, dudo que logremos salir del atolladero moral en el que nos encontramos, y yo seguiré deseando que la próxima estación llegue lo más pronto posible.

Anuncios

»

  1. Muy cierto la verdad es que en esta ciudad las personas han perdido el sentido común y la razón dejandose llevar solo por sus instintos sin considerar a las personas que tienen a su alrededor.

    Te felicito un post sincero y con un toque de Beta =)

  2. Made by Beta, le falto.
    Jeje… de verdad que muy sincero, bastante claro y directo y reprochandole al entorno lo justo. Lástima que este post no ha logrado sobrepasar las fronteras de la blogósfera (todavía, uno nunca sabe…) pero podrás darte por bien servida si entras en la consciencia de unos cuantos por acá.
    Felicidades, como siempre.
    **Greets.by.Phoenix**

  3. Q t puedo decir…. alli la gente se transforma, pasan d ser humanos a ANIMALES…xq tal comportamiento no es d la raza humana…curiosament, en estos casos las q dan un paso adelante para recuperar la “Dignidad” son, generalment, las mujeres…q triste, hasta la caballerosidad se ha perdido en este siglo….pero alli 100pre habra una Ingrid para gritarles xD (k)
    P.D.: pa q me sigas llamando mala amiga oist? 😛 A pesar d todo t keloooo 😀 chaup!!

  4. Es dificil comprender hasta que punto se le puede llamar sentido comun, a algo que es obvio, el sentido es lo sentimos como persona y esto va a depender siempre de como estemos emocionalmente y comun es algo cienporciento obvio algo que se hace por costumbre por que se deve hace…. Mientras que comportarce como gente es lo que provoca el instinto animal que no nos hace ver mas alla de nuestra propias nariz y de nuestras necesidades… El ser Humano es lo que marca la difencia pero hasta que punto somos seres humanos cuando a diario lidiamos con animales en ves de humanos y no me refiero a animales ordinarios sino a nuestro propie ente que no dsabe hacer otra cosa que sobrevivir como animales corriendo en una carrera con un fin incierto en la cual solo hay que derribar el contricante para llegar independientemente de quien sea .. sin darnos cuenta que podemos llegar muertos nosotros mismos sin antes avernos dado cuento de lo verdaderamente bello ¿o no?….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s